jueves, 18 de febrero de 2016

Cabello: Tipos y cuidados

Buenas tardes chicas y chicooos!

Un día más estamos aquí, eso sí, congeladas con este tiempo invernal en Asturias. Y al hablar de frío también debemos hablar de cuidados, en especial de hidratación, puesto que es tan importante en verano con el calor, como en el invierno con el frío. Por ello, os invito a leer (si aún no lo habeís hecho) el post de este lunes sobre bálsamos labiales (la pesadilla de muchas chicas en invierno!) Ver aquí

Hoy os traemos un post también de cuidados, en este caso del cabello. Pero, antes de contaros alguno de nuestros tips para tener un melena perfecta, vamos a hablar de los distintos tipos de cabello, para que podáis elegir qué tipo de cuidado necesitáis. 

TIPOS DE CABELLO

Todas sabemos que en nuestro cuero cabelludo tenemos las glándulas sebáceas, donde se encuentran los folículos pilosos: estas glándulas producen sebo y, según su cantidad, distinguiremos: 
  • Cabellos grasos: Son los cabellos que tienen una producción de sebo excesivo. Suele presentar falta de volumen, caída de pelo excesiva, brillo, suciedad, y es necesario lavarlo con mucha frecuencia.
  • Cabellos secos: Todo lo contrario al anterior. Producen poca grasa y, por ello, el cabello suele ser quebradizo, áspero, tiende a enredarse más fácilmente y a resecarse, lo que provoca que el cabello se rompa.
  • Cabellos normales: ¡EL PELO QUE TODAS DESEAMOS! Este tipo de cabello es el que produce el sebo justo para dar hidratación pero sin ser excesivamente sucio, y a su vez aporta brillo, suavidad y volumen.... UN CHOLLO QUE LA NATURALEZA NO NOS HA DADO!
  • Cabellos mixtos: Son aquellos cabellos que tienen las raíces grasas (con todos los problemas que conlleva), pero  las puntas secas con tendencia a quebrarse.
Además de clasificar el pelo por la producción de sebo, también podemos clasificarlo por el grosor:
  • Grueso: El cabello grueso es más duro y difícil de manejar. Aporta más cuerpo.
  • Fino: Más fácil de manejar pero también más fácil de dañar.
  • Ideal: Un término medio de los dos anteriores que, junto con el cabello normal, sería la felicidad de cualquier mujer!
Y por último...la forma del cabello..esa quiniela genética que te toca sin poder decidir! Podemos tener el pelo:
  • Liso: Brillante y suave.
  • Ondulado: Grueso, encrespado y difícil de manejar.
  • Rizado: Más definido pero con las mismas características que el pelo ondulado.

Según esta clasificación, podréis descubrir que tipo de pelo tenéis. En mi caso, mi pelo es graso, grueso y ondulado; y en el caso de mi otra Pepa es mixto, fino y liso.
Si a pesar de está clasificación tenéis dudas acerca de vuestro pelo, en el buscador de Google encontrareis muchos test para descubrirlo. 

Y ahora...comienza la chicha de esta entrada...LOS CONSEJOS! Antes de nada, deciros que cada pelo es un mundo, lo que a nosotras nos viene bien igual a vosotras no, por motivos tan dispares como el estrés, la dieta o el ciclo hormonal.
Pero aún así, personalmente os recomiendo probar alguno de ellos, quizás no notéis la mejora en el día, pero con constancia tendréis una melenaza!

1. HIDRATACIÓN
A simple vista, puede parecer una tontería, pero si tenéis el pelo reseco o falta de brillo os recomiendo beber mucha agua a diario. Además. este consejo no solo os ayudará con el cabello, también tiene efecto sobre la piel y el organismo interno eliminando toxinas.

2. DIETA
Lo que comemos influye en todo nuestro cuerpo. Si seguimos una dieta rica en grasas y sin variedad el cabello tenderá a resecarse, caerse y quebrarse (al igual que las uñas tenderán a romperse). Si, por el contrario, llevamos una dieta variada y rica en frutas y verduras, tendremos un cabello más bonito y un organismo con mucha energía.

Además, hay alimentos que ayudan al crecimiento del pelo: alimentos ricos en proteínas (frutos secos, huevos, carne roja, entre otros), como alimentos que favorecen que el pelo crezca sano (frutas, verduras, sobre todo alimentos con vitamina E y potasio)

3. CEPILLO
Es el elemento más importante para nuestro cabello (junto con el champú y la mascarilla). A veces, no somos conscientes, pero merece la pena invertir un poco de dinero en este producto para ayudar a mejorar nuestro cabello. Depende del pelo que tengáis os vendrá mejor uno u otro.

Si teneís el pelo liso, los mejores cepillos son los planos o redondos (el tamaño según la longitud de vuestro cabello). SI tenéis el cabello rizado u ondulado los mejores cepillos son los de puas anchas y redondos.

4. COMO CEPILLARSE
Lo más recomendable para evitar que el cabello se rompa, es comenzar en las puntas e ir subiendo poco a poco desenredando el cabello. Además, para evitar que al cepillar el pelo tras el lavado se rompa, es idóneo cepillarlo antes de lavarlo, de esta forma el pelo entrará desenredado y saldrá menos enredado.

5. CHAMPÚS Y OTROS PRODUCTOS
Como os comentaba anteriormente, que un producto me funcione bien a mi no significa que a vosotras os vaya a funcionar igual de bien aunque tengamos el mismo tipo de cabello. Cuesta encontrar el champú, acondicionador y mascarillas perfectos, pero la única forma de hacerlo es ir probando poco a poco. Como consejo: optar por productos que no tengan alcohol en los ingredientes (a poder ser que sean lo más naturales posibles), productos que tengan filloxine (aumenta el volumen del cabello) y productos con aceites (argan, keratina, cebolla) que favorezca el crecimiento sano del cabello.

Muchas veces, si un champú nos va bien compramos la mascarilla y el acondicionador de la misma gama... ¡ERROR! No dudéis en probar e investigar, quizás os vaya mejor otros productos.

6. ACEITES, SERUMS..
Como ya os he dicho optar por aceites o serúms con ingredientes lo más naturales posibles, cuestan un poco más pero merecerá la pena.

7. CALOR, LACAS, GOMINA, ESPUMA..
¡ENEMIGOS! Obviamente todas queremos estar perfectas siempre, pero no os aconsejo su uso con mucha frecuencia, es decir, en una semana utilizar 1 o 2 veces la plancha no presenta problemas, pero si de 7 días la utilizamos 5, estaremos dañando el cuero cabelludo y el pelo tenderá a caerse y crecer débil.
Mi consejo: reducir al máximo el uso de estos productos, y en el caso de utilizar calor utilizar PROTECTORES!

8. PROTECCIÓN
El pelo no solo se estropea en verano con el calor, el agua del mar y la arena. En invierno también necesita protección del frío que lo reseca. En el mercado hay productos (normalmente aceites y acondicionadores) para crear una película entre el cabello y el exterior y así protegerlo. No dudéis en utilizarlos!.

9. ACEPTAR VUESTRO CABELLO
Siempre ha pasado...las que tienen el cabello liso lo quieren rizado y viceversa...y por ello, muchas veces acaban haciendo locuras y estropeando más el pelo. ¡No seáis tontas! Hay muchas formas de innovar con el cabello y no todas tienen que ser teñirse, decolorarse o hacer tratamientos que dañan el cuero cabelludo. El mejor cuidado que le podes dar a vuestro cabello es aceptarlo como es y aprender a domesticarlo sin dañarlo. Además, no os preocupéis los años pasarán y habrá tiempo a hacer locuras para teñir las canas!!

💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼💇🏼
Y hasta aquí los consejos para el cuidado de cabello de hoy. Esperamos que os hayan gustado y os ayuden, en las próximas entradas ampliaremos este campo dando otros consejos de cuidado. Dejadnos en comentarios cuáles son vuestros consejos y así todas nos enteraremos de vuestras técnicas para lucir melena esta primavera!

Un besazo enorme!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

" "